Tu departamento de Marketing Online

10 consejos para escribir el mejor asunto de un email

¿En cuantas ocasiones hemos pensado que tenemos nuestra bandeja de entrada invadida de publicidad que no nos interesa? ¿Cuánto tiempo dedicamos cada día a leer emails de empresas que ni siquiera conocemos? ¿Cuántas veces nos hemos identificado con el asunto de un email comercial?

Todos estamos suscritos a la Base de Datos de alguna empresa, y esto nos da ventaja: sabemos qué emails abrimos y cuáles no. Al responder a las preguntas anteriores podemos entender que llegar a nuestros suscritores es complicado. Habitualmente, las bandejas de entrada parecen algo así:

escribir asunto email marketing

Es difícil destacar.

Por muy especial y fantástico que sea nuestro email no vamos a conseguir que nadie lo abra si no es por un asunto que de verdad consiga atraer la atención de nuestros suscritores. Debemos pensar cómo hacemos que se fijen en nosotros en medio de tanto email comercial.

En este artículo vamos a ver algunos truquillos para conseguir aumentar las aperturas de nuestros emails. Ahí va:

ESCRIBIR EL MEJOR ASUNTO DE UN EMAIL

10 consejos que nunca debes olvidar

 

1. Limítate a 50 caracteres

Es necesario hacer un ejercicio de sintetización y condensar la información relevante en tan sólo 50 caracteres, ya que algunos de los clientes de email no pasan de los 50 o 55, como por ejemplo Yahoo (sí, hay gente que sigue usando Yahoo).

Otros clientes de email pueden leer perfectamente 65 o hasta 75 caracteres, pero lo recomendable sería limitarnos a 50 para conseguir una óptima lectura para todos los suscritores.

Algo recomendable para complementar la información de un asunto es utilizar las líneas de resumen que proporcionan algunos gestores de email. Son, en general, un par de líneas que nos pueden ayudar a desarrollar mejor el asunto, y acabar de convencer al suscritor de que debe clicar para abrir nuestro email. Este pequeño resumen aparece en Apple Mail, Gmail, Inbox y algunos gestores de email alternativos tipo Roundcube, entre otros. 

 

2. Personaliza con el nombre

Personalizar el Asunto debe ser una técnica casi obligada siempre que vayamos a mandar un email a nuestros suscritores. Y es que no es lo mismo abrir nuestra bandeja de entrada y encontrarnos con algo así "5 planes gratis para el fin de semana", o bien leer algo más humano, tipo esto: "Ei Marc, te contamos 5 planes gratis para el finde"

La idea es, como puedes ver, que cada suscriptor pueda recibir el email con su nombre en el asunto. Esto es muy sencillo de conseguir. Prácticamente todas las herramientas de Email Marketing permiten esta opción. Eso sí, deberemos ser previsores y pedir siempre el nombre a nuestros suscritores en los formularios de alta a la Newsletter.

 

3. Incluye emoticonos

Insertar emoticonos en el asunto de un email es una práctica bastante utilizada pero todavía poco extendida. Es decir, si los usamos podemos destacar. ¡Al menos todavía! Para ello debemos conseguir una biblioteca online de emoticonos donde poder copiar el emoticono que queremos usar, para pegarlo en nuestro asunto.

La tasa de apertura de los emails que incluyen algún emoticono en el asunto aumenta notablemente respecto a los que tan sólo tienen texto. Haz la prueba y observa los resultados, te costará dejar de usarlos ;)

¡Ojo! Asegúrate de que el formato se lee en diferentes clientes de email, ya que algunas bibliotecas online no cumplen con todos los estándares. Nosotros os recomendamos esta: http://emojipedia.org/

 

4. Haz una pregunta

Algo que suele ayudar a aumentar el número de aperturas de un email es incluir una pregunta en el asunto. Una pregunta muy corta pero que genere cierta necesidad al suscriptor, de manera que quede claro que en este email encontrará la respuesta a su necesidad. Por ejemplo: "¿Sin planes para la Semana Santa? Te proponemos 5".

 

5. Incluye marcas o nombres conocidos

Y es que si hay algo que conocemos tenemos más números para centrar nuestra atención allí. Por eso , una técnica interesante para aumentar las aperturas de emails, sobretodo para los eCommerce, es escribir nombres de marcas o nombres conocidos en el asunto.

¿Y esto, por qué? Básicamente porque una marca ya dice muchas cosas: el tipo de producto, el precio, la calidad, etc. Los lectores identifican muchas ideas con tan sólo leer un nombre conocido o una marca, por lo que tenemos muchas más posibilidades de que entren al email a curiosear.

 

6. Haz listas

Es algo que a todos nos pasa: tenemos poco tiempo para dedicar a los emails comerciales o informativos de las empresas, y agradecemos la información de fácil lectura. Una forma de conseguirlo es haciendo listas o enumerando ítems, de esta forma nuestros suscritores entenderán que pueden leer el email en tan sólo un vistazo y podrán mantenerse al día sin perder mucho tiempo.

Por supuesto hacer listas puede depender de el contenido del email, y no tanto del asunto. Pero en todo caso, sí podemos organizar el contenido del email en un pequeño resumen enumerado. Como por ejemplo, "Los 3 productos más vendidos del mes", "8 destinos que debes visitar", "Los 5 posts más leídos", etc.

 

7. Explica bien el contenido

Puede parecer un consejo ambiguo, pero realmente es importante. Seguro que recuerdas alguna ocasión en la que, leyendo un asunto, has pensado "¿Pero qué me estás contando?", y acto seguido has pasado del email o peor, lo has borrado o marcado como spam.

Bien, como no queremos que esto nos pase con nuestros suscritores -bastante cuesta conseguirlos- debemos ser sinceros en los asuntos que escribimos y detallar qué van a encontrar allí. Si tenemos en cuenta que el asunto debemos hacerlo breve, bonito, con nombre personalizado, con preguntas, etc. resulta que ya no es tan fácil!

 

8. Controla el entusiasmo

Siempre debemos ser fieles al tono que nuestra empresa -o la empresa a la que gestionamos las campañas de Email Marketing- tiene definido. Los suscritores y clientes se sienten identificados con este tono, lo reconocen y entienden la marca. Esto debemos tenerlo muy claro ya que el Email Marketing es la voz de las empresas, y debe estar en armonía con otras plataformas de Marketing online u offline.

Dicho esto, por mucho que nuestra marca tenga un lenguaje juguetón y desenfadado, es necesario controlar el tono. Al fin y al cabo estamos dando la cara por una empresa seria que ofrece un producto de calidad a sus clientes. Así pues, hay que intentar evitar ser muy efusivo y entusiasta. No podemos escribir asuntos como este: "¡UAUUU! Súper ofertones para flipar!"

Uf... horrible. Parece como si tuviera que sonar música al entrar al email :S

A propósito: no hace falta decirlo, pero lo recordamos por si acaso: nunca escribir con mayúsculas en ninguna plataforma de Marketing Online.

 

9. Cuidado con los 'Gratis' y las 'Ofertas'

Existen ciertas palabras susceptibles de ser Spam. Es mejor evitarlas. Los filtros anti-spam de los principales clientes de email del mundo son cada vez más exigentes y es muy peligroso cruzar esa línea. Hay que ser imaginativo y usar otro tipo de palabras que causen curiosidad al suscriptor pero que pueda saltar los filtros spam.

Asimismo, este consejo no es sólo para los filtros, sino que también es válido para los suscritores. A estas alturas de Internet todos sabemos que lo gratis nunca es gratis. Vale la pena siempre hacer la reflexión que comentábamos al principio: ¿Qué me gustaría leer a mi como suscritor? ¿Dónde no clicaría nunca?

 

10. Prueba, cambia y mejora

Ensayo y error. No hay nada más efectivo que probar tus propias técnicas y evaluar las consecuencias. Tú mejor que nadie conoces el comportamiento de tus suscritores. Analiza los datos de retorno y toma las conclusiones oportunas para mejorar la tasa de apertura de tus campañas de Email Marketing.

 

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información Acepto